Dandelion, la geotermia de Google

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Dandelion, la geotermia de Google

Dandelion, la geotermia de Google, proviene de una de las startups concebidas en el Laboratorio X, el banco de investigación y pruebas donde Alphabet (la matriz de la empresa del buscador de internet) incuba sus ideas más avanzadas.

Dandelion es el nombre que ha dado Google a su proyecto de geotermia, que ya es una realidad en el noroeste de Estados Unidos (el Estado de Nueva York, principalmente). Dandelion ofrece a sus potenciales clientes sistemas de calefacción y refrigeración para viviendas; todos ellos, por supuesto, basados en la energía geotérmica, una fuente limpia y sostenible de calor y frío.

Según consta en su página web, el equipo de Dandelion “aporta experiencia de liderazgo de X y SolarCity, y comparte un compromiso personal para mitigar el cambio climático haciendo que las tecnologías renovables sean más accesibles”. El equipo de dirección de Dandelion está formado por Daniel Yates, Craig Shapiro, Kathy Hannun y James Quazi.

Dandelion, la geotermia para la gente normal

La energética participada por Google basa su mensaje comercial en la eficiencia y el ahorro: “Calefacción geotérmica y aire acondicionado tan eficiente que se paga solo”. Un claim publicitario que sugiere la intención de llegar con la energía geotérmica al máximo número de hogares posible. El precio al que ofertan lo que llaman “instalación-tipo” es de 18.500 dólares, lo que equivale a unos 16.000 euros.

La revista Fast Company dedicó un artículo a este afán de Dandelion por popularizar la geotermia:

Si alguien tiene el dinero para comprar el sistema de Dandelion, que cuesta aproximadamente la mitad de una instalación geotérmica tradicional, puede ahorrar más del 60% en los costes anuales de calefacción y refrigeración. Pero la compañía también ofrece financiamiento con pagos mensuales de préstamos, por lo que los clientes que no tengan dinero en mano pueden hacer el cambio. Es un modelo comercial similar al utilizado por las compañías de leasing solar para vender paneles solares de manera asequible. Dado que los pagos mensuales son más bajos que las facturas de servicios tradicionales, tiene sentido financiero.

Por si os interesa de dónde proviene etimológicamente el nombre Dandelion, al parecer es una palabra que deriva de dens leonis (diente de león) y que hace referencia a la planta así conocida por la forma dentada de sus hojas.

Estaremos atentos al blog de Dandelion.