Energía renovable en Europa: ¿35% en 2030?

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Energía renovable en Europa

El Parlamento Europeo ha aprobado por amplia mayoría elevar la cuota de generación de energía renovable hasta el 35% en el año 2030, en una decisión no vinculante que debe obtener el respaldo de otras instituciones europeas. Esta decisión supone aumentar en un 8% lo propuesto por el Consejo Europeo (compuesto por los 28 ministros de Energía de la Unión Europea) que había fijado el objetivo para 2030 en el 27%. La diferencia, traducida a dinero, es de alrededor de 100.000 millones de euros de inversiones.

El porcentaje que finalmente se apruebe será un objetivo global de toda la Unión, que después establecerá qué esfuerzo corresponde a cada país miembro. En el caso de España, coincide que el 35% es la cuota consensuada a nivel nacional. A lo largo de la próxima década se irán fiscalizando los avances que los Estados realicen en este ámbito para detectar posibles desviaciones y poder así reconducir la situación.

Quién decide sobre energía renovable en Europa

A partir de ahora, Parlamento, Comisión y Consejo Europeo han de consensuar el resultado final de la Directiva que tendrán que trasponer los estados miembros a sus legislaciones nacionales. Tradicionalmente, la posición del Parlamento Europeo siempre suele ser una postura de máximos. En las conversaciones tripartitas toma mucha preponderancia la opinión del Consejo Europeo, ya que, entre otras cosas, es la quien aporta los fondos para desarrollar las Directivas. La Comisión suele ser la encargada de mediar entre las dos partes.

En las negociaciones participarán el eurodiputado José Blanco, exministro del Partido Socialista, que defenderá la postura fijada por la Eurocámara, y el comisario de Energía y Acción contra el Cambio Climático, Miguel Arias Cañete, exministro del Partido Popular. Por el Consejo Europeo, Bulgaria será quien lidere la negociación, ya que tiene la Presidencia rotatoria estos seis meses.

El debate a tres bandas tiene una duración indeterminada, sin embargo muchos de los implicados tienen intención de llegar a un acuerdo antes del verano. Si no fuera así, la negociación se alargaría hasta finales de 2018 o incluso a 2019.