Energía y medio ambiente se unen en un ministerio de Transición Ecológica

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
transición ecológica

El nuevo gobierno de España presidido por Pedro Sánchez incorpora, en lo ambiental, una importante novedad: por primera vez las competencias en materia de energía se unen y alían con las medioambientales bajo el paraguas de la “transición ecológica”. Teresa Ribera ha sido la persona elegida para liderar el tránsito de un modelo energético apoyado en los combustibles fósiles a uno nuevo en el que las renovables desempeñen un papel mucho más activo y determinante.

 

La iniciativa no es inédita, países de nuestro entorno, como Francia o Reino Unido, muy comprometidos con los retos adquiridos por la Unión Europea dentro de los Acuerdos de lucha contra el cambio climático alcanzados en París, también tienen ministerios de estas mismas características.

 

Y la Unión Europea trabaja estos asuntos a través de la Comisión de Acción por el Clima y la Energía que dirige el español Miguel Arias Cañete.

 

En sus primeras declaraciones, durante la toma de posesión, la nueva ministra dijo que “es imprescindible enfrentar la necesidad de un cambio más profundo para crear prosperidad dentro de los límites ambientales del planeta sin olvidar el ámbito social”. Y habló de “invertir en un futuro mejor”.

transición ecológica

 La ministra en una de sus primeras reuniones en Europa

Los retos del Ministerio

El desarrollo de la Ley de Cambio Climático, un documento iniciado pero que aún requiere del consenso de un buen número de actores, o la transición energética de la economía, imprescindible para cumplir con los Acuerdos de París, son algunos de los desafíos a los que se enfrenta el nuevo ministerio.

 

Su responsable ya ha avanzado algunas de las coordenadas que guiarán sus principales políticas y ha señalado la posición del nuevo gobierno respecto a temas de enorme interés como las energías renovables.

 

El Ejecutivo tiene apenas unos meses para avanzar en sus todavía incipientes propuestas. No obstante, la decisión de unificar en una sola cartera ministerial, el denominado de transición ecológica, las competencias energéticas y las ambientales constituye, por sí misma, toda una declaración de intenciones.