¿Podemos utilizar las aguas residuales para calentar y refrigerar viviendas y oficinas?

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
aprovechamiento de las aguas residuales

Hace tiempo que se está estudiando –y utilizando- las aguas residuales para producir energía. Nos detenemos en esta ocasión en el proyecto “Grand Arenas” que se está desarrollando en la ciudad de Niza, dentro de la iniciativa europea ReUseHeat.

Se trata de un proyecto demostrativo con el que pretenden utilizar el calor contenido en las aguas residuales procedentes de casas y oficinas como fuente para generar y abastecer de calefacción y refrigeración a otro conjunto de edificios de usos diversos.

Grand Arenas

Este demostrativo se está desarrollando en un barrio de negocios que está siendo ejecutado junto al aeropuerto internacional de la ciudad de Niza. En él se ha planificado un centro empresarial y, en paralelo, tiendas, hoteles y algunos otros edificios residenciales –también vivienda social- que garantice un desarrollo urbano con diversidad de usos y mestizaje social.

Si nos centramos en el aspecto ambiental y energético, el proyecto utilizará un innovador proceso de recuperación de calor residual con el propósito de abastecer la parte residencial mediante una red de calefacción urbana de baja temperatura procedente del sistema de alcantarillado. En concreto, en una primera fase, que podría estar en funcionamiento a finales de este año, un conjunto de bloques de 20.000 metros cuadrados se alimentará del colector de aguas grises que atraviesa la zona de norte a sur.

La futura red de calefacción urbana de Niza “Grand Arenas” incluirá, además, una subestación equipada con bombas de calor que permitan el uso de esa energía tanto para calefactar como para refrigerar. Y también se ha previsto un sistema de almacenamiento de frío que colabore en el equilibrio entre ambas necesidades.

Hora Azul, Bahía De Niza, Flyer, Aterrizaje, Alumbrado

Como demostrativo que es el proyecto incluye además el uso de otras fuentes renovables -solar térmica y fotovoltaica- y, por eso, está prevista la monitorización de todo el sistema para mapear el flujo de energías y recoger los datos de emisiones de CO2 con varios objetivos:

  • Realizar un balance energético en el que se recoja la proporción de energía renovable utilizada.
  • Conocer la fuente de energía utilizada en función del tiempo y la configuración óptima.
  • Analizar los beneficios sociales derivados de la solidaridad energética entre usuarios.

Aprovechamiento de las aguas residuales en Europa

Los sistemas de aguas residuales de las ciudades disponen de un enorme potencial de recuperación de calor. La temperatura de las llamadas aguas grises oscila entre los 10 y los 15º de media y, en verano, puede llegar incluso a los 20ºC. De manera que son una fuente de calor adecuada para el uso de bombas de calor que pueden ser utilizadas durante todo el año.

Según se recoge en una investigación realizada por el proyecto Stratego, citada en ReUseHeat, “el 5% de la demanda total de calor en Europa podría cubrirse con el exceso de calor recuperado de los sistemas de alcantarillado de ciudades o zonas urbanas de más de 10.000 habitantes. En la UE esto corresponde a un potencial global de recuperación de calor residual de aguas residuales de alrededor de 150 TWh /año. Además, los estudios hablan de que en Alemania, alrededor del 20% de todos los edificios podrían calentarse con esta tecnología”.

El demostrativo que se está desarrollando en Niza se puede replicar particularmente en núcleos urbanos de otraw áreas mediterráneas por la similitud de sus condiciones climáticas.

Fuente: ReUseHeat