2020, el año más cálido en España, Europa y el mundo

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
2020 cálido

2020 ha sido el año más cálido en España desde el comienzo de la serie en 1961, empatado con 2017, con una “anomalía media” en la España peninsular de +1ºC. Este dato se extrae del balance climático mensual correspondiente a diciembre, publicado por la Agencia Estatal de Meteorología, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El dato del clima en 2020 en España se complementa con el que el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) acaba de publicar recientemente, que sitúa a 2020 como el año más cálido en Europa, 0,4ºC por encima de los valores del anterior récord correspondientes a 2019. Copernicus añade que 2020 ha sido también el año más cálido en el mundo, junto con 2016.

En este mismo sentido, los conjuntos de datos analizados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) coinciden en que 2011-2020 fue la década más cálida registrada, en una tendencia persistente de cambio climático a largo plazo. Los seis años más cálidos han sido todos desde 2015, siendo 2016, 2019 y 2020 los tres primeros. Las diferencias en las temperaturas globales promedio entre los tres años más cálidos (2016, 2019 y 2020) son indistinguiblemente pequeñas. La temperatura global promedio en 2020 fue de aproximadamente 14,9ºC, 1,2°C por encima del nivel preindustrial (1850-1900).

2020 cálido en el mundo

El tiempo y el clima

Estos datos nos llegan cuando una parte de España se encuentra en un episodio de frío extremo, que llega después de una tormenta de nieve como no se había visto en décadas, por ejemplo en Madrid o Castilla-La Mancha.

Esto nos lleva a la cuestión de cómo se explica el cambio climático y el calentamiento del planeta, a la vez que asistimos a estos fríos heladores. La respuesta, no por conocida, sigue siendo pertinente repetirla cada vez que haya ocasión: el tiempo no es el clima.

Es más, los fenómenos meteorológicos extremos son un síntoma más de los efectos del cambio climático. Nos enfrentamos a un clima más cálido, pero también más extremo y debemos estar preparados tanto para el aumento de la temperatura y de las olas de calor, como para episodios como la borrasca Filomena.

Lo cierto es que las evidencias del calentamiento global del planeta son abrumadoras. Una muestra gráfica y didáctica de la elevación de las temperaturas en España es el gráfico que encabeza este texto, que presenta la evolución de la temperatura media mensual en nuestro país desde 1961.

La animación es obra de César Rodríguez Ballesteros, de la AEMET, y fue publicada en su blog.