Calentamiento global: cambios ya

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Calentamiento global, informe IPCC

Limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados requeriría cambios rápidos, de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad, según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), que ha hecho público su informe dirigido a la 24ª Conferencia sobre el Cambio Climático (COP24), que se celebrará en Katowice (Polonia) en diciembre de 2018.

Cabe recordar que los 195 países en París en 2015 acordaron en la COP21 poner un límite de dos grados de aumento a la temperatura del planeta respecto a los niveles preindustriales y pedir esfuerzos para que no superar los 1,5 grados. El informe recién publicado, encargado por la COP21 simultáneamente al Acuerdo de París, alerta de los impactos negativos que podrían evitarse limitando el calentamiento global a 1,5°C en comparación con 2°C, o más. Según el informe del IPCC, en el año 2100 el nivel global del mar se elevaría 10 centímetros menos con un calentamiento global de 1,5°C en comparación con una aumento de la temperatura de 2°C.

En palabras del científico chino Panmao Zhai, copresidente de Grupo de trabajo I del IPCC:

“Uno de los mensajes clave que sale con mucha fuerza de este informe es que ya estamos viendo las consecuencias del calentamiento global a 1 °C, a través de un clima más extremo y el aumento del nivel del mar, entre otros cambios. Al ritmo actual de calentamiento, es probable que el mundo alcance 1,5 grados centígrados entre 2030 y 2052″.

Calentamiento global: ¿qué es el IPCC?

El IPCC es el organismo mundial para evaluar la ciencia relacionada con el cambio climático, creado 1988 para proporcionar a los responsables políticos una evaluación periódica de las bases científicas del cambio climático, sus impactos y riesgos futuros, y las eventuales opciones de adaptación y mitigación. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático evalúa los miles de artículos científicos publicados anualmente e identifica dónde hay acuerdo en la comunidad científica, dónde hay diferencias de opinión y dónde se necesita más investigación.

El IPCC no hace investigación propia: ofrece a los responsables políticos una foto fija de lo que la ´ciencia´ entiende que es el conocimiento más actual y relevante sobre el cambio climático. Los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático -según dice el propio organismo- “son relevantes para las políticas sin ser prescriptivos para los políticos”.

Los miembros del Panel trabajan por consenso para aprobar los informes del IPCC y establecer sus procedimientos y presupuesto en sus reuniones plenarias. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático no es un organismo de las Naciones Unidas, pero está patrocinado por dos organizaciones de la ONU: la OMM y el PNUMA.