El petróleo cotiza en negativo

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
petróleo en negativo

Los productores de petróleo tienen que pagar a los compradores para que les quiten el petróleo porque sus instalaciones de almacenamiento están llenas. Los precios del petróleo en Estados Unidos han cotizado en negativo por primera vez en la historia, en medio de la caída más profunda de la demanda en los últimos 25 años.

Una inundación de petróleo no deseado en el mercado hizo que el West Texas Intermediate (WTI), el precio de referencia para el petróleo de Estados Unidos, cayera en picado en la sesión del lunes 20 de abril.

El precio del petróleo ha estado cayendo constantemente en los mercados mundiales desde que estalló la crisis del coronavirus en China a fines de 2019. Desde entonces, el cierre de las principales economías y rutas de viaje para frenar la propagación del virus ha eliminado la demanda de petróleo, pero los productores han continuado bombeando crudo desde sus pozos, causando un desequilibrio entre el exceso de oferta y la mayor caída de la demanda en 25 años.

Así, los productores de petróleo están pagando a los compradores para que se quiten los barriles de petróleo de sus manos porque las instalaciones de almacenamiento están al máximo de su capacidad. En el punto más bajo del mercado del lunes 20 de abril, una compañía petrolera podría haber pagado alrededor de 40 dólares por cada barril de petróleo que alguien estaba dispuesto a llevarse.

Petróleo: exceso de oferta

La sobreoferta mundial de petróleo es particularmente aguda en los Estados Unidos, que produce alrededor de 10 millones de barriles de petróleo todos los días. Los tanques de almacenamiento se han llenado, dejando a las compañías petroleras desesperadas por vender sus barriles excedentes. En otras regiones, incluido el Reino Unido, los precios del petróleo todavía están por encima de cero, en parte porque enfrentan menores costos de transporte y un acceso más fácil a los puertos. Aún así, ningún mercado petrolero ha quedado indemne. El precio internacional del petróleo de referencia, conocido como crudo Brent, todavía está por encima de los 20 dólares por barril, pero ha caído en dos tercios desde enero a mínimos de 18 años.

El precio negativo del petróleo estadounidense se refirió específicamente al precio del crudo entregado en mayo, el mes en que se espera que la demanda de petróleo sea más baja y que los suministros sean más altos. Una recuperación significativa de los precios del mercado petrolero dependerá de la rapidez con que aumente la demanda de combustibles para el transporte: un final rápido del bloqueo aceleraría la recuperación de los precios del mercado, pero una recuperación lenta de la crisis podría significar un problema financiero para los productores de petróleo hasta 2021.

En cuanto a su repercusión en los precios de la gasolina, es probable que este año caigan bruscamente debido al colapso de los precios del petróleo y al largo camino hacia la recuperación del mercado que probablemente se avecina. Pero hay que tener en cuenta que el precio pagado por barril no es un reflejo exacto de los precios finales de la gasolina y el diésel, porque estos incluyen impuestos y margen de beneficio.