Fit for 55, la apuesta de la UE por el clima

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Fit for 55

La Comisión Europea ha adoptado el 14 de julio un conjunto de propuestas para adaptar las políticas de la UE en materia de clima, energía, uso del suelo, transporte y fiscalidad a fin de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% de aquí a 2030, en comparación con los niveles de 1990. Se trata del esperado paquete de medidas Fit for 55.

Con la presentación del Fit for 55, la Comisión Europea actualiza los instrumentos legislativos para cumplir los objetivos consagrados en la Ley Europea del Clima. Las medidas, según el comunicado de la Comisión Europea, combinan los siguientes aspectos:

  • Aplicación del comercio de derechos de emisión a nuevos sectores y refuerzo del actual régimen de comercio de derechos de emisión de la UE
  • Mayor uso de las energías renovables
  • Mayor eficiencia energética
  • Despliegue más rápido de los modos de transporte de bajas emisiones y de la infraestructura y los combustibles para sostenerlos
  • Ajuste de las políticas fiscales a los objetivos del Pacto Verde Europeo
  • Medidas para evitar la fuga de carbono
  • Instrumentos para preservar y potenciar nuestros sumideros naturales de carbono

Fit for 55: energías renovables y eficiencia energética

En lo que tiene que ver con la energía, la Comisión recuerda que “la producción y el uso de la energía representan el 75% de las emisiones de la UE, por lo que es crucial acelerar la transición hacia un sistema energético más ecológico”.

En este sentido, Fit for 55 recoge que la Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables fijará el objetivo de producir el 40% de la energía a partir de fuentes renovables de aquí a 2030. Todos los Estados miembros contribuirán a ello, y se proponen objetivos específicos para el uso de energías renovables en el transporte, la calefacción y refrigeración, los edificios y la industria. Así mismo, para cumplir los objetivos climáticos y medioambientales, se refuerzan los criterios de sostenibilidad en el uso de la bioenergía.

Por su parte, la Directiva relativa a la Eficiencia Energética establecerá un objetivo anual vinculante más ambicioso para disminuir el consumo de energía en la Unión Europea. La Directiva establecerá la manera de fijar las contribuciones nacionales y casi duplicará la obligación de ahorro energético anual de los Estados miembros. El sector público tendrá que renovar el 3% de sus edificios cada año para, entre otros objetivos, crear puestos de trabajo y reducir el consumo de energía y los costes para el contribuyente.

Todas estas propuestas están interrelacionadas y son complementarias. Su contexto se entiende en el marco del Pacto Verde Europeo, presentado por la Comisión el 11 de diciembre de 2019, que establece el objetivo de convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro de aquí a 2050. La Ley Europea del Clima consagra en una legislación vinculante el compromiso de la UE con la neutralidad climática y el objetivo intermedio de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en un 55% como mínimo de aquí a 2030, en comparación con los niveles de 1990.

Las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE ya han disminuido el 24% en comparación con 1990, mientras que la economía de la UE ha crecido más de un 60% en el mismo período, disociando el crecimiento de las emisiones. La Comisión ha llevado a cabo amplias evaluaciones de impacto antes de presentar estas propuestas Fit for 55 para medir las oportunidades y los costes de la transición ecológica. En septiembre de 2020, una evaluación de impacto exhaustiva respaldó la propuesta de la Comisión de aumentar el objetivo de reducción de las emisiones netas de la UE para 2030 hasta al menos el 55%. También puso de manifiesto que este objetivo es a la vez alcanzable y beneficioso.

El presupuesto a largo plazo de la UE para los siete próximos años prestará apoyo a la transición ecológica. El 30% de los programas por valor de dos billones de euros enmarcados en el marco financiero plurianual 2021-2027 y NextGenerationEU se dedican a apoyar la acción por el clima; el 37% de los 723.800 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, que financiará los programas nacionales de recuperación de los Estados miembros con cargo a NextGenerationEU, se asigna a la acción por el clima.