IDAE y Madrid Subterra hablan de futuro

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
IDAE

IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) y Madrid Subterra se han sentado a hablar del papel que pueden jugar las energías alternativas del subsuelo urbano en los futuros planes y estrategias de eficiencia y ahorro energético.

El director general del IDAE, Joan Herrera, acompañado de Joan Groizard (director de Energías Renovables y Mercado Eléctrico) y de Carmen López Ocón (jefa del Departamento Hidroeléctrico, Energías del Mar y Geotermia) han recibido en la sede del Instituto a una representación de Madrid Subterra, encabezada por su presidente, Francisco Javier Sanz.

En el diálogo, Madrid Subterra ha solicitado al IDAE que apoye a la asociación en nuestros objetivos: dar a conocer las energías del subsuelo urbano, impulsar su aprovechamiento, promover la formación de profesionales en este campo, entre otras cuestiones.

El IDAE, por su parte, ha puesto sobre la mesa tres ideas de futuro:

  • Trabajar junto con Madrid Subterra en propuestas regulatorias y normativas que favorezcan el aprovechamiento de la energía del subsuelo, como por ejemplo la termoactivacion de túneles que se construyan de ahora en adelante.
  • Avanzar en proyectos concretos, potencialmente financiables, que puedan servir de ejemplo de viabilidad y eficiencia, y que permitan crear debate profesional y social en torno a las energías del subsuelo.
  • Promover que las infraestructuras subterráneas adquieran compromiso de consumo de energía (electricidad) de origen renovable; algo en lo que nuestro socio Madrid Calle 30 es buen ejemplo.

IDAE, en el Grupo Consultivo

El IDAE, a falta de firma, formará parte del Grupo Consultivo de Madrid Subterra, cuya puesta en marcha se realizará próximamente.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Secretaría de Estado de Energía. Entre otras, tiene la función de contribuir a la consecución de los objetivos de España en la mejora de la eficiencia energética, energías renovables y otras tecnologías bajas en carbono.