La contaminación en Madrid llega al Tribunal Europeo

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
La contaminación en Madrid

La contaminación en Madrid (también en Barcelona y en el Baix Llobregat) ha sido llevada ante Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La decisión la ha tomado la Comisión Europea, al considerar que la situación es “grave” con incumplimientos reiterados de la normativa europea sobre calidad del aire. España se expone a una sanción millonaria si no toma medidas para mejorar la calidad del aire que satisfagan las exigencias de Bruselas.

El expediente contra España se remonta a 2015 y se centra en los incumplimientos reiterados (desde 2010) en Madrid y el área metropolitana de la capital catalana con los límites legales del dióxido de nitrógeno, un contaminante cuyo origen está vinculado al tráfico rodado y a la quema de los combustibles fósiles. La Comisión Europea decidió dejar en un punto muerto ese expediente en mayo de 2018. En ese momento, Bruselas sí denunció a otros seis países (Alemania, Francia, Italia, Rumanía, Hungría y el Reino Unido) también por incumplir la directiva de calidad del aire.

Los mandatarios europeos estimaron que, en el caso de España, las medidas que estaban proyectadas en Madrid y Barcelona -entre ellas Madrid Central- podrían ser suficientes para que España cumpliera con la directiva en 2020. Un año después, sin embargo, Bruselas reactiva el expediente contra España, cuyo primer paso implica la revisión del caso por parte del Tribunal Europeo de Justicia, con sede en Luxemburgo.

El procedimiento comunitario de sanción, en cualquier caso, no es inmediato ni siquiera rápido; puede llevar varios años. Primero, deberá existir una sentencia del Tribunal Europeo que ratifique el incumplimiento de España. Luego, si persisten esos incumplimientos, la Comisión volvería a llevar al país ante el Tribunal y esa vez sí se solicitaría una sanción.