Metro de Madrid preside Madrid Subterra

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Metro de Madrid preside Madrid Subterra

Metro de Madrid asume la Presidencia de Madrid Subterra con el objetivo de dar un paso más y convertir a la asociación en un referente en el asesoramiento y promoción de proyectos concretos basados las energías limpias del subsuelo. Francisco Javier Sanz Jiménez es ya el nuevo presidente de las asociación público-privada Madrid Subterra, en representación de Metro de Madrid, empresa en la que ejerce de responsable del Servicio de Ingeniería de Instalaciones, Control y Telecomunicaciones

Metro de Madrid preside Madrid Subterra

A juicio de Sanz Jiménez, en esta nueva etapa en la que Metro de Madrid preside Madrid Subterra, la asociación tiene como reto convencer a organismos públicos y reguladores de que favorezcan activamente los proyectos e inversiones que se requieren para aprovechar esta fuente no convencional de energía residual que se halla en el subsuelo urbano. Para ello se ha planteado la necesidad de una mayor presencia pública de la asociación, que sirva para dar a conocer e impulsar el potencial del subsuelo para abastecer de energía próxima y sostenible a las ciudades.

Entre las acciones que la nueva Junta Directiva ha decidido impulsar se encuentra el Aula Universitaria Madrid Subterra, creada en abril de 2018 mediante un acuerdo con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. El Aula Madrid Subterra, a cuya estructura está valorando incorporarse la Universidad Complutense de Madrid, tiene sobre la mesa como primer desafío científico y académico identificar las posibilidades de aprovechar la energía que se desecha en las infraestructuras subterráneas de dos de los socios de Madrid Subterra: Madrid Calle 30 y Metro de Madrid.

Una tecnología madura y viable

El III Congreso Internacional Madrid Subterra, celebrado el jueves 25 de octubre, ratificó como una de sus conclusiones principales que la tecnología para explotar la energía residual del subsuelo urbano está disponible y se ha demostrado viable en diferentes entornos urbanos europeos, Madrid incluido.

Algunas de las causas que durante el III Congreso se sacaron a colación para explicar el número todavía pequeño de proyectos basados en esta tecnología, fueron su desconocimiento por parte de muchos profesionales del sector, la falta de planificación a la hora de proyectar las infraestructuras y las dificultades administrativas y normativas para sacar adelante inversiones que suponen un alto coste.

En este sentido, la Asamblea de Socios de Madrid Subterra se ha mostrado resuelta a motivar en administraciones públicas, reguladores y otros decisores un mayor interés por conocer y explorar el potencial de la energía residual del subsuelo.