Metro mejora la calidad del aire

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Metro mejora la calidad del aire

Quien viaja en el Metro de Madrid contamina 5 veces menos que el que conduce su coche. Este dato convierte a nuestro socio Metro de Madrid en el medio de transporte menos contaminante, no solo porque su funcionamiento no requiere combustibles fósiles, sino también porque, al discurrir bajo tierra, evita mayores atascos originados por la circulación masiva de vehículos en la ciudad y alrededores.

Según los cálculos realizados por Metro, el servicio público de transporte subterráneo evita la circulación de 77 millones de vehículos al año en las carreteras de la Comunidad de Madrid. Este análisis sostiene, además, que la existencia de Metro supone un ahorro superior a los 180 millones de euros en costes asociados a los accidentes de tráfico y a las enfermedades derivadas de la contaminación acústica y atmosférica.

El beneficio para el medio ambiente urbano y la sostenibilidad que aporta Metro de Madrid se incrementa aún más al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de su actividad, que disminuyeron un 14% en 2018 respecto al año anterior.

En 2018, el 36% de la energía de alta tensión utilizó Metro para mover los trenes fue de origen renovable y con certificado de garantía de origen. Este porcentaje alcanza el 100% en el caso de la energía de baja tensión, la que se utiliza para el alumbrado de estaciones, escaleras mecánicas, ascensores y otras dependencias de la empresa.

Metro apuesta por la eficiencia energética

Metro de Madrid, que ocupa la Presidencia de Madrid Subterra en estos momentos, tiene en marcha un Plan de Eficiencia Energética que le ha permitido ahorrar, en sólo tres años, el equivalente al consumo de más de 110.000 hogares durante un año. También cuenta con un Plan de Celdas Reversibles, que supone la instalación de cuatro equipos de recuperación de energía procedente de la frenada de los trenes. Esto supone un ahorro medio estimado de 650 megavatios hora (MWh) anuales por cada equipo, lo que equivale al consumo energético anual de 200 hogares medios.

Cada día laborable, más de 2,3 millones de viajeros eligen el suburbano para sus desplazamientos, el 70% motivados por trabajo o estudios. Metro de Madrid, que ha cumplido 100 años desde su inauguración, plantea su futuro como un eje fundamental de la movilidad sostenible madrileña, para lo que aplicará un esfuerzo continuado el uso más eficiente de recursos naturales y la energía necesarios para la prestación de su servicio público.