Plan de Economía Circular en Europa

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Plan de Economía Circular

El Plan de Economía Circular que ha presentado la Comisión Europea impulsa un diseño de productos más duraderos y más fáciles de reparar y reciclar, y prevé nuevas medidas para seguir recortando el plástico de los empaquetados.

Sobre la base del trabajo realizado desde 2015, el nuevo Plan se centra en el diseño y la producción con vistas a una economía circular, con el objetivo de asegurar que los recursos utilizados se mantengan en la economía de la UE durante el mayor tiempo posible. El Plan y sus iniciativas se elaborarán con la estrecha participación de las empresas y las partes interesadas.

El vicepresidente ejecutivo de la CE y responsable del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, ha subrayado el enorme potencial transformador del Plan de Economía Circular:

Para alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, preservar nuestro medio ambiente natural y reforzar nuestra competitividad económica, es necesaria una economía completamente circular. En la actualidad, nuestra economía sigue siendo casi enteramente lineal, ya que solo el 12% de los materiales y recursos secundarios vuelve a entrar en la economía. Muchos productos se rompen con demasiada facilidad, no se pueden reutilizar, reparar ni reciclar, o están fabricados para un solo uso.

Uno de los ejes del Plan de Economía Circular es empoderar a los consumidores. Los consumidores recibirán información fidedigna sobre aspectos como la reparabilidad y la durabilidad de los productos que les ayudará a tomar decisiones más sostenibles desde el punto de vista del medio ambiente. Los consumidores podrán acogerse a un verdadero «derecho a reparación».

Plan de Economía Circular dentro del Pacto Verde

Una economía circular reduce la presión sobre los recursos naturales y es una condición previa para alcanzar el objetivo de neutralidad climática para 2050 y atajar la pérdida de biodiversidad. La mitad de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y más del 90% de la pérdida de biodiversidad y el estrés hídrico se deben a la extracción y al tratamiento de los recursos.

A juicio de la Comisión Europea, la aplicación de las medidas de la economía circular en Europa podría aumentar el PIB de la UE en un 0,5% adicional de aquí a 2030 y crear alrededor de 700.000 nuevos puestos de trabajo.