Plan de Energía y Clima

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Plan de Energía y Clima, Consejo de Ministros

El paquete climático que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros está integrado por 3 ejes: un anteproyecto de Ley de Cambio Climático, un Plan Integrado de Energía y Clima, y una Estrategia de Transición Justa. Ninguna de estas iniciativas va a poder entrar en vigor en esta legislatura, debido a la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril.

En el caso del Plan Integrado de Energía y Clima, el Ejecutivo lo debería haber enviado antes del 31 de diciembre de 2018 a la Comisión Europea. Solo dos países de la UE -Luxemburgo y España- no han remitido su programa a Bruselas.

Las medidas que salen del Consejo de Ministros, según ha explicado el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, implican que España reduzca un tercio sus emisiones de gases de efecto invernadero.

En 2030, además, el 42% de todo el consumo energético final del país deberá ser de origen renovable, frente al 17% actual. Por su parte, el Comisario Europeo para el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete, ha pedido a Europa que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero a cero para 2050.

El marco normativo que se acaba de aprobar prevé también aumentar la generación eléctrica mediante renovables del 40% actual al 74% en 2030 y al 100% en 2050, una meta que permitiría cumplir los compromisos suscritos en el Acuerdo de París. La energía nuclear seguirá hasta 2035, lo que supone ampliar la vida de varias centrales más allá de los 40 años.

El Gobierno estima en 200.000 millones las inversiones previstas para aplicar el plan durante la próxima década, de los que 47.000 millones corresponderán a inversión pública estatal, autonómica, local y europea.

Según el Ejecutivo, las inversiones en renovables en el sector eléctrico generarán entre 99.000 y 172.000 empleos durante la próxima década, y los sectores más favorecidos serán la industria manufacturera (18%), la construcción (15%) y el comercio y la reparación (13%) asociadas al sector renovable. Las inversiones en ahorro y eficiencia generarán, siempre según el Gobierno, entre 42.000 y 80.000 empleos entre 2021 y 2030, de los cuales 28.800 corresponderán a rehabilitación energética.

El Ejecutivo asegura que las medidas propuestas servirán para que la dependencia energética del país caiga un 15% entre 2020 y 2030, pasando del 74% actual al 59%. Esto supondrá disminuir las importaciones de combustibles fósiles por valor de 75.379 millones de euros en los próximos 10 años, comparándolo con un escenario en el que no se pudiera en marcha ninguna medida.