Plan para la Descarbonización de la Comunidad de Madrid

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Plan para la Descarbonización

El Plan para la Descarbonización y Cuidado del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid contará con una inversión aproximada de 1.000 millones de euros hasta 2023, procedentes tanto de financiación propia como de fondos europeos.

Contempla cuatro objetivos:

  1. Reducir las emisiones directas
  2. Incrementar la eficiencia energética y disminuir la dependencia
  3. Reforzar la gestión del agua como fuente de energía limpia y renovable
  4. Favorecer la investigación y la innovación en nuevas tecnologías para consolidar una economía verde

Junto a estos 4 objetivos, el Plan para la Descarbonización incluye 58 medidas o programas de actuación. Según Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid:

“Descarbonizar la región es un reto muy relevante para el cuidado y la protección de nuestro Medio Ambiente. Los avances que logremos permitirán incrementar la eficiencia de nuestra economía e industria y reducir los riesgos asociados a la dependencia energética. De hecho, es una parte importante de la estrategia europea de recuperación económica y crecimiento”.

El Plan actuará especialmente en los sectores del transporte y el residencial, que aglutinan el 84% de las emisiones. Incluye medidas para fomentar la movilidad sostenible y programas de rehabilitación energética de edificios.

Dentro de la hoja de ruta que marca el Plan para la Descarbonización, se desarrollará un programa propio de impulso al autoconsumo en los edificios institucionales de la administración autonómica. Asimismo, se activará el proyecto piloto para crear el primer edificio público neutro en carbono. Para ello, se seleccionará un instituto o colegio público para su rehabilitación y conversión en Edificio Neutral 0 que sirva de base para continuar con esta iniciativa en otras sedes públicas.

Madrid es la región que menos emisiones produce por habitante de España, un 49% por debajo de la media.