Proyecto de Ley de Cambio Climático

— 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Proyecto de Ley de Cambio Climático

El Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (PLCCTE) ha sido aprobado por el Consejo de Ministros y remitido a las Cortes. Con ello, se inicia la tramitación parlamentaria del primer proyecto legislativo para que España alcance la neutralidad de emisiones no más tarde de 2050.

El Proyecto de Ley fija los objetivos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a 2030 en un 20% respecto a los niveles de 1990. El objetivo final del PLCCTE es que España alcance, “a más tardar en el año 2050” la neutralidad de emisiones: el país solo emitirá la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que sus sumideros puedan absorber.

Al finalizar la próxima década, como mínimo 35% del consumo final de la energía deberá ser de origen renovable. En el caso del sistema eléctrico, la presencia renovable en 2030 deberá ser de al menos un 70%. Las medidas de eficiencia energética tendrán que reducir el consumo de energía primaria en, al menos, un 35%. Los objetivos del PLCCTE se implementarán a través de los sucesivos Planes Nacionales de Energía y Clima (PNIEC).

A juicio del Gobierno, “en un contexto de reactivación de la economía frente al COVID-19, el proyecto posiciona a España para que aproveche las oportunidades que abre la transición ecológica en términos de modernización de la economía, de una nueva reindustrialización, de generación de empleo y de atracción de inversiones.”

La Vicepresidente Cuarta y Ministra del Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha abundado en esta idea al presenta el Proyecto de Ley.

Este texto sitúa la lucha contra el cambio climático y la transición energética en el centro de la acción de las administraciones públicas. Se trata de un proyecto de país, responsable con nuestro presente, nuestra salud, nuestra calidad de vida, nuestro modelo de prosperidad y, sobre todo, nuestro futuro.

El texto consta de 36 artículos distribuidos en nueve títulos. Es fruto de un proceso de participación pública y revisión iniciado en febrero de 2019 y que ha contado con las aportaciones del Consejo Asesor del Medio Ambiente, el Consejo Nacional del Clima, la Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático, la Conferencia Sectorial con las Comunidades Autónomas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y el Consejo de Estado, entre otras instituciones.

El proyecto establece que un porcentaje de los Presupuestos Generales del Estado se destinará a contribuir a los objetivos en materia de cambio climático y transición energética. La cantidad será equivalente a la que se acuerde en el Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea y será revisada al alza por el Gobierno antes de 2025.